5/1/10

Reyes Magos, ilusión de una mentira.

reyes magos en camellos
En esta noche mágica para los niños más pequeños vienen los Reyes Magos.

La llegada de los Reyes Magos procedentes de Oriente es una festividad muy arraigada en nuestra sociedad.

No se les enseña a los niños la religiosidad de la fecha, solo se les dice que vienen los Reyes cargados de regalos para los "niños buenos".

Es una ilusión que dura pocos años ya que los niños pronto descubren la realidad de la autoría de los regalos por otras vías (algún amigo o hermano mayor).

Les decimos que los niños buenos reciben más regalos, pero la realidad les demuestra que no es así, que no depende de la bondad sino de la economía de los padres.

Como sucede con la mayoría de las fiestas religiosas el consumismo lleva a la religiosidad a un segundo plano.

Los Reyes ya no vienen en camellos sino que vienen en fastuosas carrozas.

El oro, el incienso y la mirra se sustituye por videjuegos, videoconsolas, y demás juguetes electrónicos.

Los niños cuando descubren la verdad se sienten engañados y la noche mágica se desvanece.

Una tradicional mentira se sigue perpetuando a través de los tiempos.

24 comentarios:

  1. Pero miesntras existe esa magia, los ojos maravillosos mirando expectantes el cielo buscando el lucero, dejando pasto y agua para los camellos, VALE EN ORO!!!!!!

    Claro que el deseo sigue siendo que todos mezan en sus manos esa ilusión.

    Cariños

    ResponderEliminar
  2. si es una mentira y a medida que crecemos en algun momento nos dicen la verdad....pero todo el mundo crecio con esa mentira....y todos hemos puesto el pastito y e aguita a los reyes.....pero no por espo hemos crecido con algun desorden psicologico a causa de eso...verdad?

    bueno eso de los reyes ya esta impreso en la sociedad ...seria muy raro decirle a un niño de 5 años que los reyes no existen cuando todos los nuños de 5 años estan hablando de los reyes..eso si seria medio cruel...

    una sonrisita neuris( asi como esa)

    besines :)
    sau

    ResponderEliminar
  3. Hola^^este tipo de ilusion,creo que no se puede llamar mentira,es como un sueño, es magia,que seria la vida sin estos momentos..

    ResponderEliminar
  4. No creas que por crecer los nenes no esperan videoconsolas, iphones, y demás artilugios de moda.
    Incluso los papas aprovechan.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Jo, pero mientras se lo creen, hay que ver lo ilusionados que viven.
    Sobretodo, esta noche.
    Ay, qué lástima de inocencia perdida... Cachisenlamar!!!!

    ResponderEliminar
  6. No obstante deseo que te traigan muchos regalos o, por lo menos, el que más deseas y menos esperas.
    Con mi compañera conseguí que nuestros hijos siguieran sintiendo la magia de la sorpresa, encerrarse en la habitación y levantarse a las cinco o las seis para abrir unos regalos inimaginables e inesperados.

    ResponderEliminar
  7. Pienso como Abuela Ciber, y por otra parte en cada familia les enseñan de acuerdo a sus principios.
    Salud

    ResponderEliminar
  8. Creo que es una bella ilusion, lo disfrute mientras la tuve en mi infancia, y bueno el asunto con los regalos siempre sera una preocupacion de gasto familiar que supongo se ajustara a la crisis que se vive, y los niños seguiran confundidos de porque "pedrito" tuvo mas que "juantito".

    saludos.
    feliz resto de semana.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo17:08

    La ilusión dura unos cuantos años y cuando el niño se entera que son los padres es uno de los momentos más duros de su niñez,le decimos a los niños que no se dicen mentiras y los más mentirosos son los padres,la ilusión no es compatible con esa gran mentira.

    ResponderEliminar
  10. Es que la verdad es tan poco gratificante tanto como es, a veces, dura e insoportable. Es un problema social y más en los tiempos en que nos ha tocado vivir: días y días oyendo hablar del mismo tema ¿qué niño inocente no se lo traga? ¿y qué padre se atreve a "aguarle" la fiesta su hijo diciéndole la verdad? Si dispone de algún dinero para comprar algunos juguetes, callará y hará lo posible por sostener esa farsa...

    Y el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra. Lo curioso de este asunto es que hace ya algunos años, también los mayores sostenemos nuestra más arraiga creencia en los tres Magos de Oriente y esto ya es el desmadre, la locura contumaz y la desimpanación del chichimbú con el ¡hala regalos para todos! Y a correr, como locos, a comprar babuchas para el abuelo; corbatas y colonias, para papá; peluches para el hijo de la asistenta; colonias y pañuelos, para la abuela; y cajas muchas cajas con papeles y lacitos de colores: esto es la locura, todos los años repetida, corregida y aumentada. Porque ¡ay Dios, el año pasado me olvidé de la Nicasia y no ha vuelto a saludarme!

    ResponderEliminar
  11. hola amigo! hoy me lamentaba de haber perdido la ilusion de los reyes.
    A mis 32 años todavia recuerdo la emocion.. siempre salia a buscar las huellas de los camellos :) tambien recuerdo cuando alguien destruyo mi ilusion ( yo tenia 14 años ) y la magia se hizo pedazos.

    ResponderEliminar
  12. Para mi fue una mentira maravillosa la de la ilusión de la niñez de veras beso

    ResponderEliminar
  13. Feliz Año, y que te hayan traído muchas cosas los reyes.

    Lo bien cierto es que es eso, una mentira, que se sigue manteniendo, y nos hace creer en cosas mágicas.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  14. Alejandro, creo que hay mentiras que generan ilusiones, sueños, mientras que hay mentiras que generan engaños,malas intenciones, ganancias. Creo que estas deberian de estar prohibidas!!!!un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. La mayoría de las festividades religiosas no siguen guardando su verdadero significado.Y ni siquiera sabemos cual es.
    Más bien es consumismo y simple ocio.
    En cuanto a los reyes,los niños aunque descubran la verdad mantienen la inocencia de querer regalos jajajaja no es por ser buenos, ni se sienten defraudados.En el fondo muchos se vuelven exigentes y egoístas.
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  16. Mi querido Alejandro,

    Con un poco de humor y respetando las opiniones de quienes creen y no en la historia de los reyes magos, te dejo este texto que no es mio y que habita en la red desde hace tiempos:

    -------------------------

    CARTA DE PEPITO A LOS REYES MAGOS

    "Estimados Reyes Magos:

    Les extrañara que les escriba hoy 7 de enero, pero quiero aclarar ciertas cosas que me han ocurrido
    desde el dia 1° de este mes, en que lleno de ilusiones, les hice mi carta en la que les pedi un tren
    electrico, un par de patines, un traje de futbol y una bicicleta. Ya que mi abuelita me dijo que si me portaba bien, me traerian muuuuuchos regalos, al igual que al niño Jesus hace muchos, muchos años.

    Me destroce el cerebro estudiando todo el año, tanto que no solo fui el mejor de mi clase, sino que
    obtuve la mejor nota de la escuela donde estudio. no los voy a engañar, no hubo nadie en el barrio que se portase mejor que yo, con mis padres, mis hermanos, mis amiguitos, con los vecinos; hacia mandados SIN COBRAR, ayudaba a los ancianos a cruzar la calle, y no se presentaba nada que
    estuviera a mi alcance, que yo no hiciera por la humanidad. y sin embargo

    ¡¡¡ QUE HUEVOS REYES MAGOS!!!

    Que huevos tienen! dejando debajo de mi cama un pinche trompo, una puta corneta y un mierda par de
    calcetines. Que putas se han llegado a pensar, trio de malparidos, o sea que me han agarrado de pendejo todo el año, para salirme con una cagada de esa categoria. Y no conformes con eso, al maricon del hijo de la señora a quien mi papa le maneja el coche, a ese gran mierda que no se puede entrar a su casa de la cantidad de jugetes que tiene regados por todas partes, a ese cabron si le trajeron todo lo que pidio y más.

    Por eso ahora quiero que venga un huracan como Mitch o algo así, para que nos lleve la gran puta a
    todos, ya que con unos reyes magos tan falsos, mejor nos ahogamos. Eso si, no dejen de venir el año
    que viene, porque voy a entrarle a pedradas a sus malditos camellos, para que se les espanten y tengan
    que chingarse a y regresarse a pie como yo, por que la bicicleta que les pedi, era para ir a la escuela
    que queda hasta la mierda de lejos.

    Y no quisiera despedirme de ustedes sin antes menterles la madre ¡Pizados!. Ojala que los acusen de terroristas, los fusilen, les den la silla electrica y encima se enfermen de sida, o mejor, que los agarre un
    bombardeo en Irak cuando vengan para acá y no vuelvan a chingar más, sobre todo al pinche negro de
    baltazar, que bien decia mi madre: "No te fies de los negros que siempre la cagan"

    Pero les advierto, el año que viene van a saber lo que es un niño maldito, come mierda y mal portado.

    Atentamente,


    Pepito el cabrón.

    P.D. El trompo, la corneta y el par de calcetines, pueden pasar a recogerlos para que se los metan por el
    culo.

    CC. Santa Claus"

    ------------------------

    ResponderEliminar
  17. No se me olvidará en la vida la cara que puse cuando una niña mayor que yo me dijo que los reyes no existian, ese día se acabó la magia para mi y el pellizco en el estomago esperando esa noche magica desapareció . Y la verdad es que en mis tiempos casí no recibía juguetes,y algunos eran heredados, pero que ilusion me hacia levantarme el dia de reyes y ver que estos no habian faltado a su cita. Un beso

    ResponderEliminar
  18. Hola Alejandro:
    Agradezco tu visita y paso a saludarte por primera vez.
    Muy interesante tu exposición sobre la "mentira piadosa" de los Reyes... que no eran ni reyes, ni tres... pero bueno, las tradiciones y las ilusiones de los niños justifican la festividad.
    Recibe un cordial saludo,
    Luis

    ResponderEliminar
  19. Para mi hijo pequeño, descubrirlo fue una tragedia, menuda llantera...
    Ahora lo vivimos de otra manera, nos regalamos mutuamente y disfrutamos del "escondernos" para hacer las compras y de la sorpresa.
    Somos conscientes de que no debemos dejar que el consumismo nos pueda y así se lo hacemos entender a ellos.
    En casa no somos religiosos, pero mis hijos saben de dónde viene esta tradición, no deja de ser cultura. Una cosa no quita la otra.
    Saludos Alejandro.

    ResponderEliminar
  20. Es un negocio con todas las letras.

    ResponderEliminar
  21. Quizá habría que preguntarse por qué ha subsistido a lo largo de tanto tiempo. Y, sin duda, recuperar bastante de su pureza perdida.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Pues sí, Alejandro, de la economía depende casi todo....

    ResponderEliminar
  23. Anónimo13:56

    loco existe.......yo cuando tenia 6 años una noche de reyes magos ...junto con mi hermano y mi vieja mirando tele alas 4 de la mañana .....no golpearon la ventana ....y nos acercamos aver...y te juro por lo que qieras. que un ragalo atravezo mi ventana y callo en el pizo y ni bien ,callo ese regalo se escucho afuera una arrastrada de algo y zapatazos tipo de caballo o algo asi....y mi papa salio con el arma,luego de que le avisamos por que se asusto....y no abia nadie...entrmos y lo primero que hicimos fue mirar el regalo...y era exactamente lo que yo abia pedido un avion.
    depues de eso te juro que quede n se como explicarte....pero hasta hoy con mis 18 años me acuerdo....no se lo que fue, pero fue un 6 de enero...lo mas curioso es que el avion desaparecio ala semana .....creas ono te digo: el hombre dejo de creer de que la imaginacion se lleva en el alma de un niño...

    ResponderEliminar
  24. Anónimo15:41

    pienso q no deber¡n depenerlo pere q un crio q 12 aos aun cre y se puede meter ccomo el am,igo d mi nueto q anda diciendo eso

    ResponderEliminar