4/9/09

Pensamiento y juicio

persona pensandoMuchas veces hacemos juicios sobre pensamientos que supuestamente están pensando otras personas.

Muchas veces hemos pensado: que pensará de mi, que se le estará pasando por la cabeza, ¿le habrá parecido mal lo que he dicho o lo que he hecho?.

No solo nos juzgamos a nosotros mismos, sino también que nos juzgan los demás y aún encima juzgamos como nos puedan juzgar los demás.

Aunque los seres humanos tenemos mucho en común, sin embargo cada uno tiene su propia personalidad y su forma de reaccionar distintamente ante los mismos acontecimientos.

En estos prejuicios también entran en juego la vanidad y lo que supuestamente piensan los demás sobre nuestro gran coche, nuestra gran casa, sobre nuestra solvencia monetaria o sobre nuestra presumible belleza.

Otras veces entra en juego la vergüenza y enjuiciamos a personas de otra clase social más alta, envidiando sus propiedades o su cultura o su espiritualidad o simplemente su espontaneidad.

Como decía la frase bíblica: así como juzgamos seremos juzgados.

41 comentarios:

  1. Así es como juzgamos seremos juzgados, recientemente me tocó observar a alguien que juzgaba a otros, los minimizó, cosa que tuve que decirle que no me parecía todos tienen una opinion valida, sin importar el nivel academico, así que bueno estoy segura que a esa persona le hubiera parecido incomodo que opinaran lo mismo de el.

    pero me gusta mucho lo que comentas sobre: "Otras veces entra en juego la vergüenza y enjuiciamos a personas de otra clase social más alta, envidiando sus propiedades o su cultura o su espiritualidad o simplemente su espontaneidad."

    A veces el juzgar encierra realmente eso envidia.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Debe ser un deporte nacional eso de juzgar.
    Y bueno, tb lo de criticar, comentar, cotillear...
    Se nos da de bien...

    Besos!!

    ResponderEliminar
  3. A mí no me gusta juzgar ni que me juzguen, y cuando escucho a esta gente que se encarniza criticando me pone muy nervioso...

    ResponderEliminar
  4. Con la misma vara que medimos seremos medidos...

    Éxitos Alejandro

    ResponderEliminar
  5. Buenísimo el tema
    Vanidad de vanidades todo vanidad.
    y valorar a las personas por lo que tengan en lo material es lo que lleva a tanta falta de solidaridad y entendimiento entre seres humanos....tanto tienes tanto vales....es aberrante.
    Siempre digo que verguenza es robar.....y que te vean je je.
    Pero sentir verguenza por lo que no se tiene material es .... increíble.
    Todo se ha dado a través de las épocas a juzgar sin mirar su propio patio trasero.

    Siempre queda la esperanza que con el tiempo y cultura suficiente, negatividades así vayan desapareciendo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Está claro que juzgar a alguién sin conocerlo es un error muy común en esta sociedad que yo trato de no cometer, pero a veces lo acabas haciendo igualmente, aunque sea inconscientemente. Gran post Alejandro. Saludos

    ResponderEliminar
  7. Hola Alejandro, creo que nadie podrá completa la situación total de otra persona, de tal forma que no deberiamos emitir comentarios y menos criticas; sería mejor que tratemos de enteder a los demás. Y sobre todo si no basamos en conjeturas sunjetivas "creo que" o si seguimos criterios de otras personas " dicen que..." " me conto un pajarito". Porque es mucho el daño que se puede hacer. Muy buen tema mi amigo, y no te he felicitado por la N que estas estrenando. Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  8. Es tan difícil entendernos a nosotros mismos...
    Entender a los demás al 100% misión casi imposible...
    Salud

    ResponderEliminar
  9. Estimado Alejandro.

    Brillante texto!!!!!!

    Lo de no juzgar es un estilo de conciencia.

    Un abrazo..

    ResponderEliminar
  10. Una vez juzgué al Dios como Dios... ahora entiendo que insista en juzgarme como a su homólogo.

    ResponderEliminar
  11. Breve y acertado resumen de nuestro conflictivo e insospechado mundo interior.
    Abrazos, Alejandro.

    ResponderEliminar
  12. Estoy muy de acuerdo contigo, porque la verdad es que, nadie somos nada para juzgar a los demás, al fin de al cabo, ninguno somos perfectos. Anna.

    ResponderEliminar
  13. Un buen tema para largos debates pero el espacio es breve y tampoco es bueno abusar del tiempo ajeno.

    Cada ser humano es un misterio, a veces incluso para sí mismo, y no sabemos muy bien por qué hacemos o decimos algunas veces cosas que sorprenden a los demás. Esta reflexión debiera hacernos más cautelosos pero, desgraciadamente,
    la mayoría de nosotros juzgamos por lo que intuimos o por lo que, simplemente, sospechamos.

    Hace tiempo que vengo observando que, esta juventud actual tan denostada, se muestra poco receptiva a entrar en juicios y valoraciones de los demás; ven como algo socialmente feo, la crítica a la que generaciones pasadas eran tan proclives.

    ResponderEliminar
  14. Muchas veces vivimos más pensando en lo que pensarán de nosotros que en lo que pensamos nosotros mismos. Acabamos convirtiéndonos en una marioneta algo absurda cuyos hilos dejamos en manos del pensamiento colectivo.

    Es algo bastante común y así nos luce el pelo, no se puede ser feliz si siempre intentas satisfacer a otros. Primero hay que satisfacerse a uno mismo.

    ResponderEliminar
  15. Anónimo23:09

    La gente juzga porque se cree en la posesión de la verdad.Aunque siempre critica por envidia que es el deporte nacional.

    ResponderEliminar
  16. Por suerte o desgracia, la mayoría de los pecados que cometemos a diario, tienen más que ver con la lengua que con los de otra índole.De ahí que se diga, que el que menos peca, lo hace ocho veces al día, pero nadie está exento de este pecado. Ya lo dice el refrán o dicho Salomónico. " Es más fácil ver la paja en ojo ajeno, que la viga en el propio ojo ". Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  17. el juicio es de humanos, no hacerlo sería inhumano,sólo hay que juzgar con cuidado....saludos!

    ResponderEliminar
  18. y entre estos juzgamentos perdemos un tiempo muy valioso

    ResponderEliminar
  19. Gústame a reflexión do pensamento e o xuízo Alejandro. Coido que levas moita razón nas túas verbas.

    Un saludo desde A Lareira Máxica

    ResponderEliminar
  20. Siempre prejuzgando. Pues sí, el que esté libre de pecado que tire la primera piedra ;)

    Saludos,

    ResponderEliminar
  21. Lo que piensan los demás es una herramienta de nuestro cerebro que realmente no sabemos utilizar. Herramienta que si se utilizara correctamente (no en crear juicios previos), nos evitaría sufrir consecuencias nefastas en los que nos rodean y en nosotros mismos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  22. Y como dijo el diablo:
    "De todos los pecados, la vanidad sigue siendo mi favorito" ;)

    ResponderEliminar
  23. Hola, Alejandro...

    Muy cierto y valedero, por algo nos dice Jesucristo:

    "Con la vara que midas, Seréis medido"

    Saludos.

    Te agradezco la visita.

    ResponderEliminar
  24. Casi todos los prejuicios han sido adquiridos por nuestro entorno, no hay más que ver a un niño de 3 años, lo llevas a una playa nudista y lo ve de lo más normal, no se avergüenza porque no tiene prejuicios, no critica a otro niño por ser más rico, ya que no diferencia el estatus social, no margina a una niña por no ser de su mismo sexo, en la guardería juegan todos juntos.
    ¿por qué nos corrompemos en la edad adulta?

    ResponderEliminar
  25. Y es que esta vida nos viste de ropajes que no valen nada, de ahí que sigamos siendo tan simples en nuestra concepción de lo que es verdaderamente importante. Estoy de acuerdo, como así actúes, así lo harán contigo...

    Abrazzzusss

    ResponderEliminar
  26. Aunque sea inevitable, es que no se puede pensar y enjuiciar tanto, cada uno va a tener su propia opinión de las cosas y va a intentar convencer al otro para llevarlo a su terreno. Si no lo consigue lo va a juzgar, muchas veces sin pensar que el equivocado sea uno mismo.
    Saluditos

    ResponderEliminar
  27. Asi es nuestro intrincado mundo interior, creo que todos juzgamos y somos juzgados...Me dejas reflexionando. Besos, cuidate.

    ResponderEliminar
  28. Todo es relativo, el mundo no es justo para nadie, por muy bien que quieras portarte para evitar el "que diran" siempre se encuentran debilidades que son fáciles de atacar.
    La envidia es uno de los peores pecados ó sentimientos a los que nos enfrentamos, hay que saber controlarla.
    Siempre hay que ir con un ojo a la espalda y no fiarte ni de tu sombra...
    Salu2.

    ResponderEliminar
  29. Por mucho que digamos que no nos importa lo que piensen de nosotros los demás, lo cierto es que las personas somos seres sociales y como tal vivimos en sociedad y por lo tanto SI nos importa lo que de nosotros digan los demás. Eso sí, a unos les importa en mayor medida que a otros, incluso exageradamente.
    Un buen tema que daría para mucho que hablar.

    ResponderEliminar
  30. Alejandro,

    Y si Dios nos perdona....... porque no perdonarnos a nosotros mismos?

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  31. Nos juzgamos a nosotros mismos por lo que no nos sentimos capaces de hacer, mientras que los demás nos juzgan por lo que hemos hecho.

    Henry Longfellow Wadsworth

    ResponderEliminar
  32. Es una mala costumbre esa de juzgar a la gente, solemos montarnos una pelicula de alguien con tan solo mirarla, incluso creemos saber lo que esta pensando de nosotros . Cada juicio que hacemos de alguien nos estamos enjuiciando a nosotros mismos.Un beso

    ResponderEliminar
  33. Como un espejo estimado Alejandro. Son finalmente nuestros propios parámetros los que establecen el juicio.

    Excelentes reflexiones.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  34. Hola Alejandro, yo he optado por abstraerme de la opinión de los demás. Ya lo dijo Kipling en su "If", ya sabes, aquello de que si te encuentras con el éxito y el fracaso y eres capaz de tratar a los dos como impostores...serás persona. Lo importante es la valoración personal de cada uno y seguir los principios que uno mismo haya elegido. Sobre todo porque las valoraciones positivas o negativas de los demás nunca sabes si son sinceras o condicionadas por esto, aquello o lo de más allá, mejor fiarse de uno mismo, la felicidad que se consigue es mayor y más sólida. Aunque, claro, siempre nos gusta gustar.
    Muy bueno el debate que has planteado, sinceramente :-)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  35. La verdad es que el prejuicio es un fastidioso mecanismo de defensa: saber ante quién estamos,hacer una clasificacion burda y falsa. Pensamos demasiado y muy pronto.Más nos vale dar un tiempo a la persona para conocerla a fondo antes de juzgarla
    Un besazo

    ResponderEliminar
  36. Complicado asunto, ya que sin querer prejuzgamos en muchas ocasiones, sacando conclusiones, en la mayoría de las veces equivocas. Hay que tener mucha disciplina interior para no caer en ello, además de ser una enorme perdida de tiempo.
    Gracias Alejandro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  37. Pues sí, se habla mucho de la libertad y del libre albedrío, pero en el fondo nos dejamos condicionar por nuestro orgullo y soberbia y por la opinión ajena. Además, criticar parece que sea un deporte nacional

    ResponderEliminar
  38. Tienes razón, eso de juzgar es una mala costumbre que tenemos los seres humanos. En la crítica desmedida, muchas veces se esconde la envidia.
    Quizás si fuésemos un poco más humildes, y no nos creyésemos tan superiores o mejores que los otros, juzgaríamos menos.
    Te dejamos saludos.

    ResponderEliminar
  39. Hola Alejandro.. estoy de acuerdo y sabes, creo q los prejuicios y los juicios q hacemos sobre nosotros mismos y sobre los demás es la manera mas fácil de limitar nuestras capacidades, de decir "no" a la sabiduría, a la liebertad y a la felicidad..

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  40. Con e corazón en la mano, juzgar a los demás me parece un esfuerzo baldío y, sobre todo, una enorme pérdida de tiempo. Y como valoro el tiempo por encima de casi todo en la vida, no me molesto.
    Como se decía en uno de los famosos diálogos de Casablanca:
    "-Supongo que me odiarás, Rick.
    -Supongo que lo haría, si llegara a pensar en ti."
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  41. Anónimo11:28

    creo que habra que implantar una nueva moda, igual que el no fumar, pues no juzgar. seguro que si esta de moda, todos la siguen,es lo que tiene el que uno cosa lo hagan muchos importantes. todo la copian sea bueno o no, asi que, ya sabemos, a poner el no juicio "de moda"

    ResponderEliminar