29/6/09

El universo de las hormigas

Había una vez un hormiguero que funcionaba a la perfección desde hacía miles de años. Las hormigas vivían en una sociedad perfecta en donde cada individuo sabía lo que tenía que hacer. Todas creían que estaban en el cenit de la civilización, creían que eran la sociedad más avanzada, cada una tenía su rol, se consideraban los seres más evolucionados.


Un mal día un ser de grandes dimensiones (un humano) observaba curiosamente la entrada del hormiguero, aunque las hormigas no podían visualizarlo ya que no entraban dentro de su campo sensorial.

Después de ver la hilera de hormigas trabajando afanosamente y por la curiosidad de ver como era el hormiguero por dentro. El humano levantó la tierra para dejar el hormiguero al descubierto y de pronto aparecieron miles de hormigas totalmente desorientadas y moviéndose en todas direcciones, totalmente despavoridas.

Así es como el hormiguero que funcionaba a la perfección durante años se exterminó por una catástrofe presuntamente casual. Los dioses nos han castigado pensaban las hormigas, !! Esto es el fin ¡¡

Los humanos también creemos que estamos en el cenit de la evolución. Cualquier día nos pasa como las hormigas y una catástrofe casual o no casual nos dejará con la sospecha de que no somos los seres más evolucionados del Universo.

33 comentarios:

  1. Somos muy vulnerables, estimado Alejandro,y probablemente lo que llamamos evolución, no sea tal o más bien, sea todo lo contrario.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  2. Estoy contigo Alejandro, cualquier día de estos el planeta nos pone los puntos sobre las íes y se acabó lo que se daba.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. ¿Sabes que te digo? Que yo, hace mucho tiempo, que no lo dudo. Es evidente que estamos aportando más problemas que soluciones a nuestra vida en el planeta Tierra. Como no teníamos bastante con ensuciar la corteza terrestre ya hemos logrado con gran éxito, acumular suficiente basura espacial para que empiece a considerarse que avanzamos, a marchas forzadas, hacia otro tremendo problema.

    ResponderEliminar
  4. Pues no, debemos afrontar este hecho. No tenemos porqué ser una especie superior a todos. Eso nos debe de recordar una actitud de humildad y respeto hacia todos

    ResponderEliminar
  5. El hombre encerrado en dogmas si se lo quitan pienso que correría más despavorido que las hormigas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Somos fragiles, dos grados menos de temperatura y nuestro hormiguero desaparece...
    Gracias por la entrada

    ResponderEliminar
  7. Pues pienso igual, nos creemos perfectos, organizados, pero llega lo de dos grados menos y.......
    fin de la historia
    Un beso, Ross

    ResponderEliminar
  8. Estoy totalmente de acuerdo contigo, llegará un día que nos quedemos como esas pobres hormigas. Saludos

    ResponderEliminar
  9. Me encantó la relación que hiciste, el hombre se cree omnipotente a veces...

    Te dejo un beso!

    ResponderEliminar
  10. Esa sospecha creo que ya se nos ha presentado, con guerras sin sentido y politicas bajas, pero bueno tal vez las cosas se superarian si vieramos a la sociedad como un conjunto, me temo que las hormigas son mas organizadas q nosotros en ese sentido.
    :(

    Saludos.
    Buen inicio de semana.

    ResponderEliminar
  11. Estoy de acuerdo. Apenas somos un punto en el espacio y nos creemos los seres más evolucionados... ¡qué ilusos somos!

    ResponderEliminar
  12. Si miramos atrás en el tiempo, a lo largo de la trayectoria e historia de las naciones y civilizaciónes de toda esta Tierra nuestra, nos daremos cuenta y veremos con claridad transparente, que cada nación y pueblo, tuvo al menos una oportunidad para brillar con luz propia, durante un tiempo.A veces por corto tiempo y otras, muy largo.
    Si observamos bien los acontecimientos acontecidos, todo empezó con Nimrod, Bisnieto de Noé, el primer hombre poderoso sobre la faz de la tierra.
    Sólo hemos avanzado en tecnología, porque todo lo demás ya estaba descubierto. Hace millones de años, fue el hombre quien puso nombres a las plantas, frutas especies de animales y a todo ser y cosa que hay sobre, encima y debajo de la faz de la tieera, es decir en los abismos del mar.
    Siempre ha sido el inconformismo y la sed de conquista y sometimiento, lo que ha generado la destrucción y renacimiento de viejas y nuevas civilizaciones, con algo común entre todas ellas. Guerras intestinas, debidas a envidias y discrepancias entre quienes compartían el poder, dentro de la cúpula de reinado o gobierno.
    Degeneración de las libertades hasta terminar en libertinaje y consecuente rotura de la estabilidad social, pasando a ser totalmente decadente y carente e valores que mantengan su unión como tal, como pueblo o nación.
    En fin . Está claro que el detonante principal para este tipo de males, siempre ha sido y será la envidia, en todad sus formas y maneras. Desde el separatismo, hasta las ansias y ganas de un poder desmesurado, en manos de quien no lo sabe conducir ni controlar.
    Esta es mi particular manera de verlo y no pretendo con esto ofender a nadie. Solo es mi pensamiento y convencido estoy de que así es y será siempre. Saludos a todos.

    ResponderEliminar
  13. Bueno, cada día lo vemos que no somos nada en este immenso universo. Cuando hay terremotos, catastrofes naturales, vemos que no somos nada. Al lado de una montaña no somos nada. Yo hasta creo que somos menos que estas maravillosas hormigas, tan bien organizadas y que viven en harmonia entre ellas, militarizadas y estructuradas, muy parecidas al ser humano. No necesitamos nada para darnos cuenta que la tierra es el planeta mas pequeñito de nuestra galaxia.Y que no somos la unica galaxia del universo.

    Yo admiro a las hormigas porque cuando las veo me recuerdan al ser humano. Y cuando las veo procuro no pisarlas, dejarlas en paz.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  14. HOLA NEURIS!

    sabes neuris? siempre he admiardo a las hormigas por lo laboriosas ...ordenadas y pacientes....pero conozco de aqui cerca esa gente que se cree evolucionada y que nada losa fulmina...pero entre ellos ceamos todos como masa....

    besines neuris y buena refelxion!

    :)SAU

    ResponderEliminar
  15. Moraleja: La perfección no existe
    Salud

    ResponderEliminar
  16. Muy interesante.
    Siempre he pensado que las hormigas están mas evolucionadas que los humanos, al menos en ciertos aspectos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Que pase lo que tenga que pasar. Mientras tanto viviré sin temor y haciendo las cosas lo mejor posible.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  18. muy buen post. Mientras lo lía, antes de llegar al último párrafo, pensaba que estabas describiendo a los humanos y que algún día nos la vamos a pegar. Con tú conclusión puedo ver que pensamos lo mismo en este tema.

    saludos

    ResponderEliminar
  19. Lola0:47

    Seguro que Aldous Huxley sacó el argumento de su magnífica novela "Un mundo Feliz" del comportamiento de las hormigas.

    Efectivamente. ¿Que nos hemos creido? Pero yo conservo esperanzas todavía aunque no llegue a verlo. Saludos Lola

    ResponderEliminar
  20. Pero cuando los humanos hayamos desaparecido por algún meteorito o guerra nuclear o lo que sea, las hormigas seguirán con sus hormigueros. Porque esos hormigueros son parte de la tierra, de la naturaleza, pero nuestra civilización (lo peor de ella) es su enemigo.
    Somos lo que somos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Así es. ¿Acaso sabe el pez que existe mundo más allá del océano? No mucha gente es consciente de que el mundo no es nuestro mundo sino que formamos parte de él, como también formamos parte de un mundo que no llegamos a percibir porque nuestros sentidos y nuestra propia razón son limitados. Así es.

    Ni siquiera somos los más fuertes en el mundo que percibimos. Cucarachas, moluscos y crustáceos tienen más posibilidades de sobrevivir a una bomba atómica que el ser humano.

    Buena cura de humildad para el ser humano, Alejandro, y también espero que hayas removido la conciencia de los que no son tan respetuosos con la madre naturaleza.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Felicidades me gusta tu pagina.
    Saludos de Yaritza de Red Blogueando.ning

    ResponderEliminar
  23. Si, tienes toda la razón, pero en el fondo y algo escondida, nos queda la sospecha y la prevención de que hay muchas cosas superiores, de pronto viene cualquier fenómeno atmosférico y nos destapa el hormiguero. Tendriamos que hacer una buena cura de vanidad.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  24. Dejando un saludo de fin de semana.
    :)

    ResponderEliminar
  25. Pues yo creo que antes de que ocurra eso,
    nos autodestruiremos nosotros mismos.
    Vamos, que tal y como va la cosa,
    estamos condenados a extinguirnos entre nosotros.

    Besos!

    ResponderEliminar
  26. Yo también lo creo Alejandro.

    Cuando era niña, me encantaba juguetear con las hormigas haciéndolas correr entre mis manos. Y observar como seguían su caminito, todas juntas, en perfecto orden y sabiendo cada una de ellas lo que le correspondía hacer, ¿una sociedad perfecta quizá?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Hola!
    Comento para avisarte de que cambié el enlace de mi blog a su antigua dirección (http://solamente-verdades.blogspot.com/)
    Salu2 y perdona las molestias.

    ResponderEliminar
  28. Aplausos por tu texto
    besos

    ResponderEliminar
  29. No creo que seamos los seres mas evolucionados del universo,pero si los mas vanidosos. Un beso

    ResponderEliminar
  30. Nada es permanente a excepción de un cambio, y no creo que estemos preparados para cambiar mucho. Por lo tanto algún día todos tendremos que correr como esas pobres hormigas.
    Saluditos

    ResponderEliminar
  31. Somos los más evolucionados; nos pasamos la vida dilucidando con líneas curvas que no van a ninguna parte.

    ResponderEliminar
  32. Joderrr, que casualidad!!
    A ese humano lo conozco; es un directivo de la empresa en la que trabajo.

    ¡¡SEGURO!!

    ResponderEliminar
  33. Realmente este aporte y este punto de vista me han dejado maravillada, desde muy niña siempre he hecho esa comparación, observando a las hormigas como una gran comunidad, ordenadas, trabajadoras, sumamente parecido a lo que sucede con la humanidad, con la diferencia de lo ordenados y constantes, no todos lo somos, pero he visto como algo tan pequeño como una hormiga puede hacer que nos cuestionemos acerca de nuestra gran esencia...
    He mirado a las hormigas sabiendo que tengo el poder de destituirlas, y a su vez me he puesto en lugar de las mismas sabiendo que hay otra especie superior la cual nos observa tal cual si fuésemos hormigas pudiendo destrurinos cuando se les plazca.
    Humildemente creo que no estamos tan lejos de que nos suceda como el cuento del hormiguero.
    Estamos descuidando este planeta, la avaricia el egoísmo y la envidia serán los principales detonantes en destituir nuestra especie.
    Saludos cordiales a todos, me siento acompañada en el pensamiento que durante muchos años he defendido y recién hoy al leerlos es una satisfacción enorme saber que hay muchísimas personas que comparten mi teoría.

    ResponderEliminar