7/12/08

La indigencia y la deshumanización

Ayer en un día lluvioso de de frío y viento, estaba en el centro de la ciudad cuando de pronto en una calle empinada había un señor anciano, aparentemente pobre, haciendo grandes esfuerzos para cruzar la calle. Aparentemente era una persona indigente, de las que viven en la calle.

En el carro (de un supermercado) llevaba sus pertenencias personales. Nos acercamos a él y le ofrecimos la ayuda para empujar el carro hasta la acera.

A unos veinte metros unas personas con cara de incredulidad se pusieron a observar lo que estábamos haciendo con cara de asombrados, incluso estiraban el cuello para ver la inhóspita representación con cara de sorprendidos, como si estuvieran viendo visiones.

Después del hecho y pensando sobre lo sucedido, la persona que estaba conmigo estaba un afectada por la situación en la que vivía el hombre anciano, desaliñado, con apariencia de enfermo. Yo por mi parte estaba sorprendido por la situación de las otras personas que parecían que estaban viendo “visiones” como si lo que estuvieran ayudar a este tipo de personas algo fuera de lo normal.

¿A que punto estamos llegando? Ya no solo se están acabando los valores, sino que la sociedad está deshumanizada. Y además no es necesario ir a Gibraltar a ver los inmigrantes con cayucos, ni a África para ver como pasan hambre; en España (país supuestamente desarrollado) también suceden estas cosas y lo más grave ante la pasividad de los demás integrantes de la sociedad.

37 comentarios:

  1. le ayudaste e hiciste muy bien, pero el problema sigue latente. EStos indigentes necesitan mucha ayuda del Estado.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Buena entrada Amigo.
    Te invito a un paseo por estos lados y estoy totalmente seguro que te impresionarías.
    Lamentablemente, los excluidos son cada vez más, lo realmente extraño es que para muchas personas, sea un tema totalmente invisible, casi un tabú.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Efectivamente no hay que ir muy lejos para estar al lado de gente que nos necesita, en eso estoy completamente de acuerdo contigo, sin embargo yo pienso que los valores son los mismos de toda la vida, la humanidad siempre ha sido igual: interesada.

    ResponderEliminar
  4. Pues la verdad es que daban más asco los que se sorprendían de que lo ayudáseis que el que podría supuestamente haber dado el indigente.

    ResponderEliminar
  5. Lo mio es observar y, sinceramente, llevo viendo lo mismo toda mi vida (y ya soy abuela. Cualquier tiempo pasado no fué mejor, creéme, si acaso fué aún peor.

    ResponderEliminar
  6. Una entrada muy necesaria y acertada. Sí compañero en España, en cada ciudad, a la vuelta de muchas esquinas, tenemos necesidad, hambre, miseria...pero sabes? no hay peor ciego que el que no quiere ver. Vivimos tan egoístamente que solo nos golpea aquello que es extremado y esto que tenemos al lado nos parece una minucia y hasta nos sorprende e incluso avergüenza. Y detrás de cada indigente hay una historia, triste siempre, un ser humano con sus penas, alegrías y necesidades…muchas veces tan mínimas como un gesto de afecto. Lo verdaderamente triste, lamentable y egoísta es que algunos no son capaces de hacer, sentir, un mínimo gesto y encima se sorprenden si otros lo tienen…
    Mi impresión final es que el ser humano siempre ha sido y será egoísta.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué terriblemente duro ha de ser alcanzar la ancianidad en las peores condiciones! Si realmente nos preocupáramos de esas personas -son muchísimas las que van cayendo en la extrema pobreza- hace mucho tiempo que, en los programas de los partidos políticos habría planes para erradir esa pobreza miserable. La verdad es que no votan porque ni siquiera tienen vivienda. Son un problema que la sociedad ignora o lo pretende. Sólo queremos no verlos, que nos los quiten de la vista. Pasamos absolutamente de ellos. Esa es nuestra verdad. No me vale el argumento de que la pobreza ha existido siempre y de que las cosas aún han sido peores en el pasado porque ahora en España nadie se muere de hambre. Sin embargo, los dejamos morir de soledad y de frío, eso sí ¿quién lo puede evitar? Lo extraño es que los distintos gobiernos se lavan las manos. Un alcalde que tuvimos en Madrid -muy piadosa persona- les ofrecía la posibilidad de refugiarse en el metro, durante la noche, cuando el frío se hacía insoportable.

    Interesante propuesta la tuya. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  8. El cambio debe empezar por uno mismo, y resulta que a veces es contagioso. Todo lo que cuesta es aquello a lo que no estamos habituados, incluso la solidaridad y el compromiso. Habituemonos a ello, enseñemos a los demás a habituarse también. Es la única forma.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Es cierto, a sociedad parece que actualmente ni siente ni padece, sin embargo nosotros que somos parte de ella si sentimos y compadecemos, creo que se debiera militar mas, como hicisteis vosotros, pero no todo está perdido...creo...Vosotros sois la prueba..
    Salud

    ResponderEliminar
  10. precisamente hoy he hablado de la deshumanización con un chico méxicano que he conocido.

    los dos hemos llegado al acuerdo de que tal falta de humanidad se produce sobretodo en las ciudades y contra más grandes menos humanidad existe en el ser individual (luego como conjunto hay más posibilidades de encontrar ONG o associaciones en grandes ciudades).

    al final como conclusión, creemos que se debe al individualismo y al miedo, los dos juntos de la mano hacen un cóctel muy peligroso.

    ResponderEliminar
  11. Fue muy bueno lo que hiciste. No cualquiera lo hubiera hecho. Pero... creo que la ayuda debe venir del estado.

    Bsss. hacía tiempo que no venía por aquí.

    ResponderEliminar
  12. Ais... es tan cierto... como lamentable.

    Un saludo

    Cristina

    ResponderEliminar
  13. Quédate con lo positivo: aún tienes algo de corazón, de razón y de solidaridad. Y como tú, seguro. habrá muchos otros. No está todo perdido.

    ResponderEliminar
  14. Tienes razón en todo pero lo más triste es ver eso, lo poco solidaria que es la gente en todos lados, eso pasa en América y en todos los continentes igual que en tu Europa, y todos indolentes, van viendo como si fuera una película algo que debiera preocuparles y cuestionarles, qué hacemos para asegurar esa felicidad y bienestar colectivo que nos dijeron es parte de nuestro deber?

    ResponderEliminar
  15. Pues si que es impresionante lo deshumanizada que está la sociedad, y pienso como tu, que no hay que irse lejos para ver la pobreza, porque le tenemos aquí cerquita.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. La sociedad, en su mayoría tiene una visión de los problemas de los demás que difícilmente encaje con la realidad.
    El que mira, critica y simplemente mira hacia otro lado, defiende su verdad olvidando que todos somos seres humanos. Y que todos, terminaremos en el mismo hoyo.
    Ay personas que lo tienen todo y dan lastima.
    Un abrazo amigo

    ResponderEliminar
  17. Cuentan que un pequeño niño incomodaba con sus preguntas a su padre que estaba absorto en su trabajo, este, a fin de mantenerlo ocupado durante algún tiempo, tomo la hoja de una revista en la cual estaba la foto de nuestro mundo, la recorto en pedazos y le dijo a su hijo, "ten hijo, arma este rompecabezas" pensando que el niño se entretendría horas sin poder hacerlo. A los pocos minutos el pequeño lo llama "Papi ven, he terminado". El padre sorprendido le pregunta, "¿Pero como has hecho? Tu no sabias como era El Mundo". La respuesta del niño, "Tienes razón padre, no sabía como era el mundo, pero al ver el otro lado de la revista allí se encontraba un hombre, y yo si se como es un hombre, así que ¡Arreglando al Hombre, Pude Arreglar El Mundo!

    Este cuento es parte de un articulo dedicado a los Heroes de CNN que recientemente escribi en mi blog, quizá mi buen amigo, como decimos en mi país, "por alli es que van los tiros..." Es en la busqueda individual de nuestros dones, talentos y virtudes que estarenos dando los mas acertados pasos para la construccion de una sociedad mejor... de un hermoso futuro. Eso Pienso...

    Un abrazo mi buen amigo, y nuevamente felicitaciones por la gran labor que desempeñas en este espacio.

    Exitos

    ResponderEliminar
  18. Cierto es, es una terrible realidad, yo misma lo he visto en innumerables situaciones, es repugnante a lo que la gente puede llegar, ¿y que me dices de esa gente a los que les pareció que sería bonito golpear y maltratar a los indigentes? surgen como las ratas que son, es deprimente.

    Gracias por no ser una de esas personas que se creen mejores que los demás.

    ResponderEliminar
  19. zfran0 dijo que quedigo yo por dios , todo los premios noveles estan buscando la obra literaria perfecta la vacuna para el sida la formula conceptual para parar el ciclo perverso de la resesion miles de problemas las personas adecuadas resolviendolos es un !interrogante que acada uno deberia responderse QUIEN DEVERIA OCUPARSE DE LOS VIEJOS E INDIGENTES seria la pregunta existe algun organismo mundial o una sola ONG que reuna a cada viejo o indigente a crear solociones POR QUE existen benefactores que donan muchisima plata para obras de beneficiencia quien se debe ocupar del asunto por dios

    ResponderEliminar
  20. Eso tambien pasa en mi ciudad.
    De hecho aqui si te ven un poco desealineado te atienden muy mal, se basan mucho por las apariencias, pero es verdad ayudas y hay quienes lo toman como algo sorprendente, que segun ellos no deberia ser, y es una de las miles razones por las q estamos tan mal como sociedad.

    ResponderEliminar
  21. Tu mismo lo has dicho Neurotransmisores; que haya gente así -me refiero al anciano indigente, pero también a aquellos individuos que parecían ver visiones cuando solo veían gente de buena voluntad ayudando a una persona desfavorecida- en un país supuestamente desarrolado. Mentiras que nos han vendido y nos las hemos creído.
    ¿Llegará el día en el cual el Pueblo piense por sí mismo?

    ResponderEliminar
  22. Así es, no hay que irse muy lejos para ver la otra cara de la moneda, lo peor es lo impasible que nos quedamos , algunos incluso bajan la mirada para no toparse de frente con la pobreza. Un beso

    ResponderEliminar
  23. Me han chocado algunas cosas de esta entrada. La primera la valentía para ayudar a ese anciano, que era mi padre. Segundo la cantidad de comentarios. Tercero la calidad de los comentarios (no todos) ¡Que mal está el mundo! ¡Cómo son algunas personas!
    Creo que es necesario hacer una reflexión un poco más profunda: cuando hablamos de la gente o de la sociedad (la sociedad no existe, es un concepto) nosotros nos quedamos fuera. Puede ser que no, sintamos culpables. Es lo mismo; sentirnos culpables es aceptar la cosa. Somos causantes y esto sí puede detenerse. Dejemos de consumir, dejemos de colaborar como espectadores, dejemos de desear estar en el lado de los más ricos (no hay que combatir la pobreza, hay que terminar con la riqueza. ¿Qué es riqueza? Aquello que no podemos tener todos. O lo vemos o no lo vemos. Y esto va a seguir así. Todos mantenemos este sistema con nuestra fe y nuestro apoyo. Yo también, claro.

    ResponderEliminar
  24. El ser humano ha llegado al punto en que: O voltea la cara en señal de indiferencia antes X problema o te empuja para que tu problema sea peor. Son pocos los que conservan ese lado del corazon llamado solidaridad, bondad generosidad y piedad.

    Felicidades por mantenerlo y ademas felicidades por tu blog.

    ResponderEliminar
  25. La pobreza es un fenómeno social muy complejo. Tiene diferentes formas de manifestarse según el contexto económico de cada región. La pobreza puede interpretarse como una categoría de las injusticias sociales. Y es que, son los indigentes las personas que viven en extrema pobreza y a la vez son calificados culturalmente como la máxima expresión de ésta. Por esto me interesa conocer las causas y consecuencias de la deshumanización que sufren estas personas; producto de la inconciencia de los ciudadanos “comunes”. La única diferencia que tienen los indigentes con el resto de la sociedad, es que no cuentan con los recursos económicos para solventar las necesidades básicas tales como vivienda y alimentación. Sin embargo, nos hemos encargado de ignorar la presencia de ellos en nuestras calles, denigrándolos y culpándolos de los asaltos callejeros.

    Orlando.

    ResponderEliminar
  26. Una realidad muy penosa desde luego.

    ResponderEliminar
  27. La sociedad que tenemos tiene miles de millones de nuestros impuestos para salvar el negocio de los usureros,es decir,bancos si les hunde,pero apenas un euro ni respeto para un anciano indigente ,nunca se despreciara lo suficiente al poder mientras sea así.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  28. Asi es querido amigo.

    Incluso hace poco condenaron a alguien por desbaratar a un indingente.

    En que barabarie vivimos verdad?, la cual data desde antes de Atila.

    Abrazos...

    ResponderEliminar
  29. Lo que describes es un hecho

    ResponderEliminar
  30. Triste realidad, pero patente y clara como el día. Es lo mismo que sucede cuando algún animal agrede a una chica en el metro y todo el mundo agacha la cabeza.

    Al final no saldremos de la madriguera.

    ResponderEliminar
  31. En realidad, estamos retrocediendo como sociedad. Si seguimos así, seremos lo más parecido a monos bien vestidos.

    Las personas que observaban, debieran estar asombradas de su propia falta de humanidad.

    Saludos Estimado Amigo!

    ResponderEliminar
  32. Cotidiana escena. Contenedores que se abren en la noche, colchones de cartón como habitación, chamizos y derrumbes que sirven de domicilio sin dirección postal, alimentación de esquina de supermercado.......
    Desearía que vuestro gesto fuera normal, pero la sociedad considera "persona peligrosa" que le va a poner una navaja en el cuello, o contagiosa de enfermedades aún no investigadas.
    Nos esperan meses en que el sin techo va a crecer en función del aumento del paro obrero.
    Historias como la que te sucedió son las que debían abrir las portadas de los periódicos.
    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  33. Que razón tienes, cada vez estamos más deshumanizados, se perdieron muchos valores que antes nos hacían ser personas, ahora casi parece que nada nos conmueve.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  34. saludos, buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  35. Un tema de los que más me preocupa es la exclusión social. Y lo que más me revienta que una persona mayor, de la cual no sabemos que aportación ha hecho a esta sociedad, tenga que andar mendigando por las calles.
    Pienso que cualquier sociedad, tiene suficientes recursos, como para poder ayudar a los ancianos más desfavorecidos.

    ResponderEliminar
  36. Me gustan tus articulos. Son interesantes y llaman a la reflexion.

    ResponderEliminar
  37. La deshumanizacfión nos ha cercado a tal punto, que la "humanización" en estos tiempos sorprende...como es posible? asi las cosas...GRACIAS POR VISTARME...nose porque pero prefiero seguir llamándote NEURO!!! Leí que firmas Alex.. ja.. volví y espero no perderme otra vez..gracias por tu saludo, que tengas el mejor de los años !!!!

    ResponderEliminar