15/8/08

Los adultos también juegan

El otro día yendo por el monte vi unos caballos salvajes. Había 4 caballos dos eran las crías y los otros dos los padres (caballo y yegua). Paré el coche para ver como jugaban los potrillos.

Seguidamente me vinieron los pensamientos: Las crías de los mamíferos suelen jugar, ya sean perros, caballos, cabritos, ovejas etc.

Al llegar a adultos los mamíferos dejan de jugar y simplemente comen, duermen y observan a las crías (los humanos las observamos y domesticamos).

Creo que los humanos (a Dios gracias) mantenemos nuestro estado de inmadurez y todavía jugamos.

Al hacernos adultos racionalizamos nuestros maneras de proceder y los juegos se transforman en algo impuesto, dejamos de reír (o reímos menos), nos da igual los resultados, no nos gustan los cambios, etc.

En el trabajo y en las relaciones sociales dejamos paso a la dejadez y al inmovilismo, a la falta de creatividad y lo racionalizamos como "el saber de la experiencia".

Creo que aunque jugamos menos que los mamíferos adultos todavía conservamos nuestra capacidad de juego siendo adultos, solo hace falta ver la cantidad de programas televisivos de concursos y juegos. ¡Ah! y sin olvidarnos de los deportes, algunos de ellos también llamados juegos.

26 comentarios:

  1. Y cuantos no hay engachados a la Play, la Wii, etc.

    ResponderEliminar
  2. Un buen análisis para una conducta que no deja de sorprenderme. Los humanos tocamos techo hace décadas me dijo un viejo profesor de esos que suelen llevar el calificativo de “locos”.
    Jugar de adultos, debería de ser obligatorio. Aunque no me gustas las obligaciones impuestas creo que la acataría con una sonrisa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Quizás ese afán a jugar sea por salirse un poco de la monotonía diaria y por pretender no caer en la apatía que a veces llega con los años.
    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. También depende mucho del carácter y situación de una persona, algunos son niños hasta la muerte. De todas formas los adultos sí que juegan, lo que pasa que sus juegos son diferentes, xD.

    ResponderEliminar
  5. A mí me gusta jugar, pero sin dinero y sin apuestas!.

    ResponderEliminar
  6. Creo que es cierto que a medida que te vas haciendo adulto pasas de jugar con las cosas a hacerlas. Por ejemplo: un niño en la playa juega en el agua, un adulto se baña o/y nada. Pero la capacidad de jugar a lo que llamamos juegos no la perdemos: ajedrez, play, cartas, palas, tenis... a todos nos gusta echar un ratito haciendo algo con el único objetivo de pasarlo bien.
    Será esa la parte de niño que conservamos a lo largo de la vida?
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Pues si tienes razón , a los adultos nos gusta jugar.
    Yo por ejemplo nunca jugué a ls muñecas y ahora a los 53 años, soy una forofa de los "SIMS".
    Quien me lo iba a decir!!.
    saludos.

    ResponderEliminar
  8. No hay que dejar de lado el juego en nuestra vida, nuestro niño interior lo agradece...
    Saludos
    Chau

    ResponderEliminar
  9. ¿Podría ser que estamos más cansados y tenemos menos energía que las crías? Además eso de ser mamíferos racionales tambien debe de cansar bastante.

    ResponderEliminar
  10. Jugar debe formar parte de nuestra vida siempre. Los adultos jugamos para recuperar nuestra niñez. El juego alegra, socializa y ayuda mucho. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Yo soy parte de aquellos a los que no les gustan los cambios, pero no me queda más que buscar adaptarme.
    En cuanto a los juegos, me gusta jugar, creo que eso va evolucionando.
    ;)

    Buen domingo.

    ResponderEliminar
  12. Me gusta jugar, reir y hacer payasadas, aúnque muchas veces el cansancio físico y mental no me deja muchas ganas.
    Queremos aprovechar tanto el tiempo, tenemos tantas cosas y preocupaciones en la cabeza que no disfrutamos de adultos las cosas que si lo hacemos de niños.

    ResponderEliminar
  13. Creo que viene también por las responsabilidades y el entorno que nos engloba. Se tiende a pensar solo en lo practico a la hora de vivir, lo que nos mantendrá con vida en esta sociedad(trabajo, estudios). Ver a alguien que rie demasiado, que juega demasiado suele ser criticado y tachado como alguien que no quiere responsabilidades. De pequeños en ese sentido, vivimos más para nosotros, para interactuar con otros y jugar. De mayores nos sacrificamos para que los pequeños jueguen pero, podría combinarse las dos cosas, no debería ser excluyente.

    ResponderEliminar
  14. No lo creo, de adultos los juegos pasan a convertirse en una profesión, pero mas que nada por falta de tiempo.

    ResponderEliminar
  15. Muy agradables pensamientos ha dejado en su entrada! Finalmente el juego -bien entendido- nos revitaliza!

    Saludos cordiales amigo!

    ResponderEliminar
  16. hola neutris!!!!!!!como estais?
    mira recuerdo que hace poco en casa de la abuela en un pasillo largo una sobrina tiro un colchon y los niños jugaban a dar la vuelta y se mataban de risa....yo comence a jugar con ellos y no te imaginas la griteria......
    besines..........
    p/d: esa risa desnfrenada hace olvidar todo tipo de males...con razon los niños juegan hasta el artazgo....besinessssssss

    ResponderEliminar
  17. Cachondeo en el trabajo, fiestas cerveceras, etc... todo eso es jugar.
    Deberiamos jugar mucho mas

    Saludos

    ResponderEliminar
  18. La espontaneidad y las ganas de ver la vida como un juego, tal y como dices, va desapareciendo conforme nos acercamos a la edad adulta, aunque si lo miras fríamente, a mi modesto entender, algunos adultos siguen jugando con su vida, tomándosela como un juego sin responsabilidades, objetivos ni compromisos. Supongo que todo depende de nuestro modo de pensar. También estoy de acuerdo contigo en que el juego sigue estando presente en la edad adulta en los concursos televisivos o en deporte. Así que la espontaneidad infantil se transforma en otro tipo de juegos...

    ResponderEliminar
  19. La imaginación hace que nos reinventemos la realidad.La vida no es un juego, por eso necesitamos jugar.Un ejemplo claro sería el erotismo.Lo que transforma el sexo en algo más que gimnasia es el juego, y a ese nos apuntamos todos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  20. entonces me da gusto ser humano...X)...un saludo!

    ResponderEliminar
  21. Si los mamíferos adultos tienen cubiertas sus necesidades básicas si que juegan entre ellos. Y las madres con sus crías también.
    Nosotros no nos diferenciamos mucho en esto, si no pasamos penurias tenemos mejor humor y más ganas de jugar.
    Aunque yo de esto no tengo ni idea :)
    Saludos

    ResponderEliminar
  22. Muy cierto. Aunque sí que existen animales que parece que disfrutan jugando también cuando son adultos. Suelen ser animales muy inteligentes, como los delfines o algunas razas de perros. Lo que me lleva a pensar que esa capacidad de jugar va unida a la inteligencia. Espero que capten la indirecta algunos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Es muy acertada la reflexión que haces, pero que seríamos sin nuestra sabiduría??. Los años nos hacen perder elasticidad, fuerza y belleza de la que se vé... pero ganamos en experiencia, sabiduría,diplomácia, etc...en fín, que yo creo que la ley natural de la vida hay que seguirla y que cada étapa de la vida es única y valiosísima, tan solo debemos saber aplicarla y sacarle el máximo provecho cada dia. Eso, es para mí , lo inteligente.

    Saby.-

    ResponderEliminar
  24. domingo_azul14:58

    Hola, me ha gustado lo que leí, yo he encontrado que cuando puedo bajar un cambio y logro darme el tiempo de jugar con mis hijas, sea a la pelota, a las escondidas, a hacer castillos de arena o lo que fuera, la sensación de placer es insuperable.

    ResponderEliminar
  25. Una vez en uno de mis tabajos como docente, me dispuse en un recreo a ver a los niños cómo se divertían. Me sorprendí al notar que ahora los niños y jovenes poco juegan , poco se mueven, poco se recrean con los juegos que yo jugué cuando niña.

    Aunque ya soy adulta, yo sigo jugando. Muchos juegos son de razonamiento lógico o espacial y no es necesario moverse, pero añoro montarme en mis patines colina abajo a sabiendas que podía caerme y lastimarme duramente, de jugar a la "Rueda Rueda de pan y canela" y a "policía y ladrones"...

    Gracias por tu visita a mi blog, el tuyo me ha fustado muschísimo y volveré por aquí más seguido.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Rodrigo3:33

    Yo veo que de niño tenemos la imaginación y espontaneidad al maximo y logramos hacer cosas que de adultos nos es imposible, siento que habia una conección total con el mundo, esto porque viviamos el mismisimo momento a todo momento! Mientras vamos creciendo comenzamos a obtener la capacidad de razonar lo que sucede a nuestro alrededor y darnos cuenta de la conección magica que teniamos con el mundo cuando niños , poder dirigir nuestra espontaneidad e imaginación para ser uno con el mundo y vivir plenamente!

    Creo que sabio es quien usa la adultez para ser un niño conciente!

    Mis mejores deseos para todos.

    ResponderEliminar