29/4/08

Los intermediarios y el consumo.

Mucha gente dice que los agricultores y los pescadores ganan poco dinero y que la ganancia se queda por el camino.

En el camino estamos prácticamente todos: el dependiente, el maestro, el barrendero, el chapista, etc.


Desde que el producto sale del campo o del mar hasta que llega a la mesa da de comer a mucha gente: camioneros, gasolineras, mecánicos, fábrica de cartón, de plástico, etc.

No se si los intermediarios se quedan con mucha ganancia. Hace no muchos años existían los terratenientes y los armadores (dueños de barcos) que se llevaban toda la tajada.

Actualmente, gracias al sistema democrático, las ganancias están repartidas y así podemos vivir con cierto nivel todos los demás, es decir los que no somos agricultores ni pescadores ni intermediarios.

43 comentarios:

  1. Me encantan todos los temas que abordas en tus interesantes artículos. Por supuesto, con la figura del intermediario la ganancia queda más repartida.

    ResponderEliminar
  2. No me gusta hacer críticas simplonas, pero creo que el artículo, que no deja de ser interesante, está bacío. Sobretodo si lo comparamos con el resto de lo que escribes.

    Podemos mirar las hemerotecas o perdernos por los folios infinitos de comercio del ministerio de economía y nos daremos cuenta que las distribuidoras (no transportes, ni mercantes, ni agricultores y ni los consumidores), es decir, supermercados en el alimento, mercados del mueble, mercabarna, mercamadrid, etc para frutas, pescados, etc, son los que sacan realmente tajada, aumentando el precio hasta un 150% de lo que lo compran.

    Sinceramente, creo que hay que promover el comercio equitable y un consumo básico y adecuado, intentando comprar a productores locales para evitar la contaminación de transportes. Hay muchos costureros y costureras en nuestros barrios como para comprar la ropa en China.

    Si debemos hacerlo dentro de la democracia o no, eso es otro debate.

    saludos
    eloi

    ResponderEliminar
  3. la verdad no se donde...pero en algunm lugar se queda la ganancia..supongo que se queda con los que tienen mas picardia....de que hya agricultores con plata los hay pero..estan los pequeños productores...que ganan poara vivir el dia a dia y un poquito mas...por lo menos aqui en argentina las cosas estan espantosas...las cosas carisimas ylos sueldos ni hablar...pero se vive.....en todo caso agregaria que los que queremos vivir bien...nos esforzamos ...trabajamos y vivimos com o queremos...y estan los otros...
    buen tema neuro... te mano un gran saludo..... :)

    ResponderEliminar
  4. Bueno, pero entonces con esto pasa como en todo... al final tod es un círculo y de una menra u otra estamos todos en él.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Me alegra que el producto de de comer a mucha gente gracias al sistema democrático.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Interesante tema. La ganancia está más o menos repartida.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Con muchos intermediarios se consigue aumentar el precio final de una forma exagerada. Lo acaba pagando el comprador final.

    ResponderEliminar
  8. Debería haber leyes que no permitieran aumentar los precios de origen mas que hasta un porcentaje.
    Te cuento: Aquí el fresón se cosecha del campo, el propio agricultor o la cooperativa se encarga de revisarlo y envasarlo y lo sube al camión frigorífico. Ya no hay mas costos que los de distribución, en la medida que hay mas fruta en el mercado al agricultor le dan una mierda pero ellos no bajan tan sustancialmente los precios, llega un momento en que el agricultor, con las matas llenas de fruta tiene que abandonarlas porque no cubre costos, y terminar la campaña.
    Esto ocurre todos los años, se tiene como normal y asumido.
    Salud

    ResponderEliminar
  9. Totalmente de accuerdo, esta cultura no existiría, pero de seguro habría mas claridad interna, que es, lo que la humanidad busca y busca sin encontrar.
    gracias por su comentario y lo felicito por su muy visitado blog,
    aprovecho para contarle que mi lucha hoy en día es precisamente eliminar los yoes que opacan mi naturaleza

    ResponderEliminar
  10. De todas maneras, el trabajo del agricultor y del pescador, a mí entender no está suficientemente reconocido, es duro.

    ResponderEliminar
  11. Mra, rofesionalmente lo tego muy claro

    En productos con alto riesgo (por ejemplo los muy perecederos), el PVP viene a cuadruplicar su precio en origen

    El escalón mayorista dobla

    Y el escalón minorista lo vuelve a doblar

    ResponderEliminar
  12. Es el consumismo, quien lo labora es el que menos satisfacciones recibe.
    En lo personal trato de buscar la fruta ,verdura, legumbres en ferias vecinales o puestos que traen directamente de los productores.
    El pescado tambien, en la costa apenas sacados de las barcazas.
    La carne, pollo etc. ... ya se me pincho el globo, esa no!!!
    Gracias por visitarme.

    ResponderEliminar
  13. Muy buen post!.

    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Todavía estamos muy lejos de tener un mercado justo y equitativo. Las desigualdades en las ganancias son de escándolo, saliendo perdiendo, normalmente, siempre el mismo sector. Por ahora comercio justo es igual a utopía.

    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Si bien es cierto que se ha "democratizado" el comercio, igual las ganancias ( o la mayor oarte) sigue quedando en manos de pocos!, fijate el gran proceso que pasa un producto desde su "creacion" hasta su "consumo", cuantos intereses hay por medio! ya que los que controlan el mundo del mercado les importa sus bolsillos mas que: el consumidor y sobretodo la "calidad" del producto.

    ResponderEliminar
  16. Cuanto por menos manos pasa un producto, más barato nos saldrá y en mejor estado nos llegará. un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Estoy de acuerdo contigo en terminos generales, pero creo que hay casos de enorme abuso por parte de ciertos sectores a los pobres productores.

    ResponderEliminar
  18. Está bonito este blog, y me gusta el tema que comentas en este post, pero me gustaría que estuvieran mas repartidas las ganancias porque los intermediarios se quedan con casi todo, ya que las personas que sacan los productos iniciales obtienen pocos beneficios.

    Gracias por tu visita a mi blog, un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Amigo, desde la cadena de producción, pasando por la cadena de comercialización, hasta llegar al consumidor final, tanto en tiempos de democracia como de facto, es exactamente lo mismo, la intermediación "siempre" ha sido una de las principales causas del encarecimiento de los precios de los productos del consumo diario.

    Mis saludos.

    ResponderEliminar
  20. Quien dijo que el mercado deba de ser justo y equitativo??

    Un saludo,
    C

    ResponderEliminar
  21. ¡Hola!
    El problema es, como lo mencionó alguien anteriormente, mientras más intermediarios más costos le son cargados al producto; adicionalmente, más impuestos van quedando en el camino. Como consecuencia, cuando el producto llega al destino final (nosotros los consumidores) terminamos pagando todos esos costos.
    De igual forma ocurre con los derivados del petróleo, sin la existencia de tantos intermediarios y sus cargas impositivas, el costo de la gasolina sería muchísimo menor.
    Saludos

    ResponderEliminar
  22. No soy muy dada a los números, por lo tanto entiendo poco de economía en general, aunque por fuerza, sí bastante de la propia y, cuando veo a gente del campo hablando en la tele sobre el precio ridiculo que le pagan por sus productos, y voy al mercado y veo lo que a mi me cobran, la diferencia es abismal y mucho dinero se ha perdido por el camino del campo a la mesa. Por lo tanto, digo yo, que alguien se habrá quedado con algo y, lo juro, yo no he sido...

    Gracias por tu visita
    Saludos

    ResponderEliminar
  23. Es posible que todos ganemos algo en el trasiego de los bienes de consumo desde el productor al consumidor, pero en mi opinión cuando hay crisis o encarecimiento de precios, los que más ganan tienen que seguir ganando lo mismo y lo repercuten en los que menos posibilidades tienen.

    ResponderEliminar
  24. Muy buen post. Interesante, pero tenés razón, hoy x hoy están las ganancias más divididas y eso es bueno.

    Bsss.

    ResponderEliminar
  25. En parte llevas razón, pero también es verdad que en el medio como dices, prosperan muchas sanguijuelas.

    ResponderEliminar
  26. Cierto, pero ¿sabes?, a veces el que pasa más trabajo, como es el que se tira a la mar de madrugada cuando todos duermen para poder llevar ese alimento a una mesa. El que está de sol a sol cultivando los frutos de la tierras para que podamos disfrutarlos, a veces son los menos que se benefician económicamente. Se beneficia más el que los mercadea que el que los genera.

    ResponderEliminar
  27. Desde luego es un reparto mucho más equitativo. Ahora se benefician muchos más con el dinero de los mismos de siempre. Los de la nómina...jejeje Esos siempre lo pagamos todo.
    Un beso, guapo.
    Natacha.

    ResponderEliminar
  28. Totalmente de acuerdo. La utilidad y hasta la especulacion estan fundamentalmente en la mitad.

    Un abrazo...

    ResponderEliminar
  29. Buen tema el que tocas, como en todas las cosas, son tantos los factores que intervienen, que es dificil enjuiciarlo, lo cierto es que como simpre tanto el primero como el último, debemos ser personas decentes, horradas y no abusar de los demás.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. La verdad es que un gran paso para todos, pero aún así todavia están los grandes empresarios que son los que s llevan la mayor parte del pastel. Los demás cogen las migas que a ellos les sobran. Un saludo. Tu blog tiene temas muy interesantes. :-)

    ResponderEliminar
  31. Los productos del campo -según los agricultores- multiplican varias veces su valor hasta llegar a manos del consumidor. Y no son precisamente ellos, los labradores, los que se hacen ricos con las ganancias...

    mmm

    Saludos cordiales!!

    ResponderEliminar
  32. ¿Alguien ha pensado qué pasaría si no existiese la labor del intermediario? Yo vivo en Madrid, si no hubiese intermediarios como transportistas, mayoristas... ¿cómo podría yo comer pescado? Esto sólo es un ejemplo. Tampoco podría comer naranjas si no es porque hay empresas que se encargan de transportarlas y distribuirlas. ¿Y la leche? que yo sepa los ganaderos a pequeña escala no tienen maquinaria capaz de uperisar, envasar, transportar... etc etc la leche. MIremos cada uno de nosotros a nuestro alrededor y pensemos que la mayoría de productos que consumimos necesitamos que nos lo traigan a nuestro alcance, y eso nadie lo va a hacer gratis porque una empresa tiene que pagar sueldos, impuestos, materia prima...
    La realidad es la realidad, y lo demás es utopía.

    ResponderEliminar
  33. Yo no comparto eso de que las ganancias estan mas divididas. Siempre hay alguien que sale perdiendo o alguien que sale ganando. Eso de mejor dividido es muy relativo.

    1Saludo

    ResponderEliminar
  34. Sí es verdad todo lo que dices pero no es toda la verdad. Hay que tener en cuenta a los almacenistas o asentadores como se les llamaba en el mercado de abastos. Estos son los que tendrían que aflojar sus comisiones pero, por si esto fuera poco, está otro paso importante y que nadie menciona: Hacienda. Cada paso produce una factura y cada factura, produce un concepto llamado IVA.

    Los productores, especialmente, los agrarios, podrían agruparse en cooperativas y organizar la venta directa. De este modo, los que quedarían fuera del sistema serían los almacenistas -es decir, los que se forran- pero yo desconozco las circunstancias por las que se llevan a cabo tan pocas iniciativas de este tipo, hay que pensar que el proceso es complicado y quizás más caro de lo que estén dispuestos a asumir las gentes del campo pero hay que reconocer que ellos sí se arriesgan a que la cosecha se les eche a perder a causa de la sequía, las heladas, los tornados y otros accidentes desgraciados... eso lo cubren los seguros, es cierto, pero no sé hasta qué punto.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  35. Valla, bueno en mi caso tambien tengo intermediarios, y se que me quedo si bien con la mitad cuando me fue bien, pero por lo general con la tercera parte, asi estan las cosas.

    saludos.

    ResponderEliminar
  36. Tema escabroso amigo. No estoy muy seguro que sea bueno tantos intermediarios. Como dice Trini; entre el precio origen (que lo da el campesino o el pescador) y el precio final (que lo pagan los consumidores) hay una gran diferencia. Por eso soy del criterio de crear esos mercados ferias a los que se refiere Abuela Cyber en los que los productores vendan de manera directa al consumidor. No se trata de eliminar la intermediación que es buena siempre y cuando sea regulada. No es justo que en una simple transacción el comerciante se lleve mas ganancia que el pobre productor que ha dejado el lomo en el campo. Un abrazo amigo. H.

    ResponderEliminar
  37. El negocio de distribución es la clave del encarecimiento del producto. Las grandes superficies controlan este mercado y no tienen problemas en afectar los precios.

    Por otra parte, también hay un problema en origen, las subvenciones agrícolas. Hay dos principios de difícil conciliación: la soberanía alimentaria y el libre comercio (porque vivimos en una economía de mercado, no?) Esto provoca desjustes a nivel mundial, como que a los países del tercer mundo les resulte difícil explotar el sector primario, en el que son potencialmente competitivos.

    No me extiendo más, un saludo!

    ResponderEliminar
  38. Pues creo que los beneficiados siguen y seguirán existiendo.., pero pss igual si podemos sobrevivir como nos ha tocado vivir, entonces creo que no es tan malo después de todo... saludos!

    ResponderEliminar
  39. Hay que aceptar con una sonrisa lo que no se puede evitar decía Maquiavelo. ¡Qué remedio...!

    ResponderEliminar
  40. te recomiendo un documental

    we feld the world

    o algo así jeje, que habla un poco del camino de los alimentos hasta el supermercado, etc. creo que está en castellano, sino habrá subtitulos

    a lo mejor lo has visto

    saludos

    ResponderEliminar
  41. Para empezar hay mucha gente involucrada, muchos intermediarios, que por poco que ganen va sumando al precio final.

    La duda surge cuando se compara ese precio final con lo que cobran los primeros de la cadena.

    Lo mismo ocurre en los restaurantes. Nos fijamos en los precios de los platos y nos olvidamos del alquiler del local, de los gastos de limpieza, del sueldo del chef y los camareros, y de la comida que hay que tirar.

    Al final, todos ganamos, aunque sea menos de lo que desearíamos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  42. susana9:28

    Gracias por seguir mi blog en bitacoras.com. Respecto a los intermediarios, creo que el problema no es que el dinero se reparta, sino que lo que les queda a los agricultores en muchos casos no es suficiente para que puedan tener un buen nivel de vida. Un saludo.
    sigoacontracorriente.blogia.com

    ResponderEliminar
  43. Y sin embargo los ricos cada día son más ricos y los pobres más pobres. Algo falla en el sistema.
    Claro que yo lo veo todo desde la perspectiva de simple consumidor, y esta es una visión reducida.
    Un saludo.

    ResponderEliminar