29/2/08

Sabemos lo que sabemos pero no sabemos lo que no sabemos.

Los seres humanos siempre creemos que llegamos al cenit del progreso, de la ciencia y de la sabiduría. Presumimos que avanzamos más en los últimos 50 años que en el resto de la historia. Desde mi punto de vista solo hemos avanzado en las comunicaciones y en la producción de recursos naturales de origen vegetal.

Vivimos en una sociedad en la que la ignorancia es total, los ciudadanos de los países desarrollados sabemos mucho menos que los de los países subdesarrollados, por ejemplo: le damos a un interruptor y encendemos una luz, sabemos que la corriente eléctrica va por unos cables y poco más. En los coches pasa algo parecido, si andan más, consumen menos, todos tienen inyectores, ventanillas eléctricas etc, pero todos siguen siendo motores de cuatro tiempos.

Cuando necesitamos algo siempre recurrimos al especialista de turno, llámese fontanero, abogado, médico, electricista, etc.

Hace unos años por motivos de trabajo tuve la suerte de vivir en un pueblo de las montañas, y me quedé sorprendido de que personas muchas de ellas analfabetas supieran mucho más que yo, sabían hacer de todo, desde arreglar coches hasta hacer cemento, instalaciones eléctricas, fontanería, agricultura, ganadería, etc, sabían los nombres de los animales y de las plantas y muchos de ellos sin estudios.

Somos como animales enjaulados que no tenemos que ir a cazar, ni a recolectar frutos, simplemente nos ponen la comida en los supermercados y los compramos. Acaso el progreso es saber cada vez menos para que el rebaño viva mejor.

Vivimos en la sociedad del bienestar y el confort pero el precio que debemos de pagar es que nos volvemos indolentes e ignorantes, es decir sabemos lo que sabemos, que cada vez es menos; pero no sabemos lo que no sabemos, que cada vez es más.

34 comentarios:

  1. mucho de lo que dices es cierto y muy real....somo individuos vendidos al progreso...si alguien baja de las montañas seguro que termina "vendido" se entiende?..pero solo nosotros los humanos somos asi de ignorantes seamos del primer mundo o del segundo..paises desarrolados o subdesarrolados...conteplad a las hormigas iompensantes sin razon...su modo de vida es un ejemplo...son organizadas ...laboriosas...siempre en filas se dsitribuyen....

    ResponderEliminar
  2. Es verdad, no sabemos nada de nada. Ya lo dijo Descartes: daría todo lo que se, por la mitad de lo que ignoro.

    ResponderEliminar
  3. Que razón tienes. Si ahora acabaramos en una isla desierta, seríamos incapaces de construir una vulgar radio, o de fabricar una simple bombilla eléctrica, o construir una nevera...

    Y eso, a pesar de que algunos, hasta presumimos de saber algo de la teoría de ese tipo de cosas... pero a la hora de la verdad... ¡igual no encendemos ni el fuego para una hoguera!.

    Pero intentar meter en la cabeza de cada persona, toda la ciencia de 50 años, a nivel teórico y práctico, es una tarea imposible.

    Quizás, la ciencia, es la acumulación de pequeñas aportaciones de pequeñas personas, registradas, comunicadas y perfeccionadas generación tras generación.

    Eso sí... el ritmo de avance de la ciencia, más bien es exponencial. Le costó muchos miles de años emepzar, pero ahora no habrá quien la pare, jeje.

    Gracias por visitar mi blog, por cierto.

    ResponderEliminar
  4. No estoy de acuerdo con que sepamos menos. El problema es que nos centramos en una parte muy pequeña del saber menospreciando el resto del conjunto. Aprendemos lo justo para valernos por nosotros mismos. Es normal que en pueblos donde no haya servicios la gente tenga que aprender ciertas habilidades para suplir las carencias.
    El problema actual es que le damos muy poca importancia a los saberes ancestrales. Ya no nos interesan ¿Para qué aprender algo que no nos va a servir en nuestra vida diaria?

    ResponderEliminar
  5. Efectivamente Neurotransmisores.
    Me recuerda la frase de un "empresario" que retaba a su personal a viva voz: - Inútiles!no me interesan sus ideas, porque para pensar estoy yo!

    ResponderEliminar
  6. Yo opino que cada vez sabemos más y estamos más preparados, esto como regla general, lógicamente cada uno estamos especializados en algo. Quizás quienes vivimos en ciudades y pertenecemos a sociedades medias nos hemos acomodado y somos un poquito más dependientes de los demás y así en los pueblos o incluso en ciudades personas con pocos recursos no tengan más remedio que valerse de su imaginación y creatividad para solventar problemas de primer orden que a nosotros nos lo dan hecho.

    ResponderEliminar
  7. Efectivamente, comparado con la gente de campo, no tenemos ni color. En el supuesto de que nos quedaramos de repente sin energia, moririamos de hambre y de frio, la gente del campo, sobrevivirian sin demasiados problemas.
    No es descabellado que algún dia suceda, quizá sea una manera de reciclarnos...
    Salud, Genín

    ResponderEliminar
  8. Yo creo que somos una especie de fábrica en cadena, uno sabe de medicina, el otro de derecho, el otro sabe cantar y el otro bailar, pero de ahí que no nos saquen, resumiendo, vivimos en una sociedad encadenada.

    ResponderEliminar
  9. Mas bien diría yo que sabemos vivir cómodos. Sería imposible saber de todo, por eso cada uno tiene su especialidad.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Una de las cosas que quizás deberia cambiar seria la definición de las cosas. Una cosa es ser sabio y otra tener cultura libresca. En las sociedades llamadas del bienestar nos volvemos tan mediocres, que pensamos que el saber está unicamente en los libros sin pensar en dos cosas importantes: una, que lo aprendido en el libro hay que saber llevarlo a la practica. Ejemplo: un cirujano necesita de la teoría, pero por saber mucha teoría no se convierte en un gran cirujano. La practica, entre otras cosas, ayudará a que sea un "artista". Dos, que no todo está en los libros. En un comentario tuyo en mi blog decías que a veces tenías la sensación de que nos estábamos robotizando... Y creo que tienes mucha razón. El ser humano ha avanzado mucho a nivel técnico, pero a nivel humano seguimos estando en la prehistoria, cada vez más sólos y sólo de nosotros es la responsabilidad. Y personalmente pienso que la gran mayoría no está preparada para sobrevivir a una catástrofe natural. El que una persona no sepa leer ni escribir no la convierte en boba o tonta o analfabeta... analfabeta sólo en el tema libresco, pero puede respirar sabiduría por cada uno de los poros de su piel... como tú bien relatas de tu experiencia en el pueblo de la montaña. Sería bueno que revisaramos muchos de los conceptos que quizá hayamos "mal aprendido" a lo largo del tiempo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. Sabemos sacrificarnos para comprar más cosas inutiles y más caras que el vecino de al lado o el cuñado más jodón, para viajar al sitio más lejano y para comprar el coche más caro; pero no sabemos lo MAS IMPORTANTE DE TODO,
    ¡¡¡NO SABEMOS SER FELICES!!!
    Puede que si lo sean en pueblos muy reconditos pero no en las ciudades o nucleos de población.
    Perdona que me haya alejado un poco del tema.

    ResponderEliminar
  12. Desde luego, es así como dices. Si de repente nos viéramos en un entorno natural y desprovistos de todos nuestros artilugios, no seríamos capaces de sobrevivir por nuestros propios medios.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  13. aná12:30

    Tienes razón.Avanzamos hacia el bienestar y el confort,pero por desgracia nadie quiere renunciar a él, incluso los de los pueblos más recónditos están deseando venirse a la ciudad, lamentablemente.
    Habría que plantearse realmente en que consiste el bienestar y el confort.

    ResponderEliminar
  14. me ha gustado este análisis. tienes muchísima razón en muchas cosas. y es cierto que nos creemos tan sabios y en realidad no sabemos hacer nada

    ResponderEliminar
  15. Cuanto mas cosas conozco,
    mas grande se vuelve mi ignorancia. Mi ignorancia crece siempre mas deprisa.
    ¿Será una paradoja?
    Para conocerlo todo ¿hay que no saber nada?
    Hemos hecho un mundo estúpido, que llenamos de etiquetas y llamamos conocimientos.
    ¡Hasta los dioses cambian! ¿No será que son mentiras? Unas, mas aceptadas que otras, pero mentiras se quedan.
    No hay peor mentira que una verdad a medias. Cualquier conocimiento sobre algo, se basa en una disciplina, que por muy amplia que sea, será siempre parcial.

    Sólo los actos, la técnica y el arte de los hombres, tienen valor.

    ¿Actúa el espejo? o ¿nosotros?

    Estas dudas, son mías y no te las doy, pero ¡ya son tuyas!

    ¡Salud!
    ( Pschii, la de la izquierda es sin alcohol)

    ResponderEliminar
  16. En definitiva, el gran "avance" de los últimos 50 años no ha servido para unirnos, sino para hacer las diferencias y las distancias entre las personas aun mas grandes.
    Es una pena... y un desperdicio.

    ResponderEliminar
  17. ¡Hola!
    Lo que hemos vivido, al menos en los últimos 50 años, es lo que han llamado la "revolución del conocimiento", que paulatinamente ha derivado en una especie de "globalización del conocimiento".

    Esta globalización representa una dicotomía en sus consecuencias.

    En efecto, la humanidad conoce más de sus realidades, de su entorno, de sus capacidades y sus limitaciones. Esto es evidente en los niños, quienes manejan muchas ideas y conceptos, que en otras épocas eran limitadas a adultos o en algunos casos totalmente desconocidas.

    Sin embargo, la actual facilidad para obtener información ha propiciado la generación de "inúltiles funcionales". Es decir, está la información pero se desconoce como procesarla.

    Quizá la más imaginativa descripción que he leído referente a lo que ha ocurrido con la información en las últimas décadas, la ofreció el médico venezolano Pablo Liendo en 1997.
    ¡Si!... Hace 10 años.

    El Doctor Liendo hace una comparación entre la diabetes y el exceso de información.

    A través de la alimentación el organismo toma los nutrientes que requiere para su funcionamiento; uno de ellos es la glucosa.

    Mientras atraviesa nuestro aparato digestivo, la glucosa es absorbida por el intestino para ser enviada a los músculos o al hígado o puede convertirse en grasa. Si la glucosa llega a nuestros riñones sin asimilarse, es expulsada a través de la orina.

    Esta anomalía es conocida como diabetes mellitus.

    En la metáfora planteada, la información es transferida de dispositivo a dispositivo, ofreciéndose en múltiples formatos y acumulándose en tal cantidad que pasa a ser relegada y olvidada.

    Finalmente, todos esos “nutrientes” no llegan a ser metabolizados y terminan desechados.

    A esto llamó: “diabetes informaticus”.

    Oppss! Disculpen lo extenso... es mi área y suele emocionarme.

    Saludos

    ResponderEliminar
  18. si m dejais robarte hoy una sonrisa..visita mi blog :)

    ResponderEliminar
  19. pues hay mucho que ignoramos, y es verdad en este tiempo se busca mas la "comodidad" que otra cosa, aunque esas "comodidades" nos han llevado a niveles de estress muy alto.

    saludos.

    ResponderEliminar
  20. ¡Que razón tienes!, si hoy nos sacan de las ciudades y pueblos grandes, no se si seríamos capaces de salir adelante. Cada día sabemos menos y lo peor es que me parece que no nos importa demasiado.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  21. Tengo un recado para ti Aquí

    ResponderEliminar
  22. Yo ya no sé ni sumar sin calculadora, y cada vez te das cuenta que sabes menos aunque nos creamos sabedores de todo. Pues fíjate pero en mi cabeza todavía no entra(y nunca entrará por mucho que me expliquen) como un avión puede volar, cómo podemos comunicarnos mediante un teléfono o cómo podemos ver imágenes en un televisor y sin embargo lo tenemos día a día, así de claro!!.Besos

    ResponderEliminar
  23. El más rico no es el que más tiene, sino el que menos necesita. Cada vez necesitamos más, no olvides que vivimos en una sociedad totalmente consumista, todo lo tenemos al alcance de la mano, para qué hacerlo si nos lo dan hecho? Incluso la comida, ya se compra hecha, es un dato ¿no?

    ResponderEliminar
  24. Estoy de acuerdo. En muchos aspectos el ser humano está involucionando, sobretodo los que nos creemos más inteligentes, sólo porque vivimos "mejor". Yo pienso que el ser humano más que inteligente es habilidoso, por eso hemos podido llegar a culminar la cúspide trófica, o sea, que somos el mayor de los depredadores, pero no el más inteligente. Un ser inteligente no se autocondena a ser el que menos tiempo va a poblar este planeta, y ese es nuestro camino.
    En fin, un saludo y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  25. te felicito por el premio... :)

    ResponderEliminar
  26. A mí me ocurrió en cierta ocasión con un jefe de mi pasado. Intenté comentarle que algo de lo que me estaba pidiendo (ordenando) que hiciera, no era correcto, a lo que me respondió: A vd. no se le paga por pensar... Evidentemente me toco rehacer el trabajo, varias veces.
    En este mundo que hemos creado, cada uno tenemos nuestro corralito y no nos dejan ni pensar en traspasar la puerta. Triste
    Un saludo

    ResponderEliminar
  27. Sólo se que no se nada, decia Sócrates...

    ResponderEliminar
  28. Totalmente cierto lo que dices, en cada ámbito el considerado "inteligente" es debido a las condiciones y lo que se le exige en cada situación, la vida rural es una cosa y la "cosmopolitana" otra, ahora nosotros somos unos "analfabetos" de la vida que han tenido muchos de nuestrs antepasados, mucha tecnología y mucha ciencia, pero si fallan todos estos sistemas, realmente seremos "inutiles", ¿como sobrevivieremos?

    ResponderEliminar
  29. Es cierto. Somos unos presuntuosos de cuidado y no sabemos distinguir en donde se halla la verdadera sabiduría.

    Es una lástima.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  30. Son muy acertadas tus apreciaciones. Al menos eso me parece. He nacido y crecido en un pequeño pueblo y después, por muchos años viví en ciudades y puedo decir que la gente que desarrolla toda su vida sobre el cemento suele ser completamente incapaz de sobrevivir en medios naturales, siempre están dependiendo de servicios públicos, de técnicos para todo y de elementos que ya estaban existiendo antes de ellos llegar y preguntarse para qué servían.
    Especialmente me ha gustado el título de este post. Me remite a una filosofía humorística a la que tengo mucho apego.

    ResponderEliminar
  31. Anónimo17:05

    el desarrollo de cada persona depende de ella misma, si al gente comoda no aprende y prefiere que le hagan todo, es problema de ella.
    están acostumbrados a que venga otro y les diga, aprendan esto, porque les va a servir.
    Pero hay gente creativa, que le gusta saber el origen e las cosas...

    ResponderEliminar
  32. Anónimo0:39

    La comodidad se paga con la ignorancia

    ResponderEliminar
  33. Anónimo5:04

    asi es lo que no sabemos y no nos dejan tener conciencia es lo que nos esta matando pues con estas nuevas tecnicas de comunicacion y que realmente no sabemos mas lo que alguien como yo te estoy diciendo pero quien nos manipula es la mala informacion y que no nos deja tener conciencia para poder asimilar los eventos y lo que observamos en un dia comun y corriente y es que de verdad nos tratan como titeres y ahora mas lo del famoso facebook que disque sabemos quien es amigo de gaga y quien es el maton de equis parte del mundo y quizas es mentira todo lo que nos dicen asies de que no sabemos la verdadera realidad de lo que sucede en cada rincon de este planeta en fin termino con esta frase solo se que no se nada no recuerdo quien la escribio pero es una gran verdad .

    ResponderEliminar