23/2/08

La represión de los adultos y la sabiduría de los niños.

Mucha gente cree que los adultos sabemos más que los niños. Creemos que saber es tener memorizados una serie de datos que aprendimos en la escuela o a través de los medios de comunicación, o a través de la comunicación entre personas. Los niños nacen con una mente limpia,
aunque a través de algunas religiones nos dicen que ya nacemos con el pecado original.
Aunque los psicólogos dicen que el proceso de domesticación dura desde los 0 a los 6 años, creo que muchas veces este proceso falla y solo es necesario ver las noticias de sucesos en cualquier periódico: Las drogas, las cárceles, las guerras, las mentiras, la corrupción, etc.
Hay muchas personas que su ideal en la vida es luchar contra la autoridad. Cuando alguno de éstos llega al poder pues resulta que hacen lo mismo (o peor) que los que desbancaron.Hay otras personas que quieren cambiar el sistema y se crean uno propio, pero ficticio claro.

Los adultos impregnamos a los niños nuestra manera de ver el mundo y todo lo que conlleva, es decir, nuestros miedos, represiones, inhibiciones y nuestra manera tergiversada de ver el mundo.
Los valores buenos o malos están desapareciendo y debido a la publicidad, ya no solo de alimentos y cosas, sino de ideas y pensamientos socio-políticos nos estamos convirtiendo en un rebaño sin líder en la que algunos poderes fácticos juegan con nosotros y desgraciadamente no sabemos quienes los lideran.
Estamos perdiendo el sentimiento de hermandad, no solo en el país sino a nivel de ciudad, pueblo e incluso familia.Tenemos la mente tan sucia que estoy empezando a creer en la famosa frase "Si no os volvéis y hacéis como niños no entraréis en el reino de los cielos".

22 comentarios:

  1. Asi son las cosas, la gente no piensa bien y se cierra en su propio mundo virtual, que se le va a hacer....Saludos

    ResponderEliminar
  2. En las escuelas los niños pueden aprender historia ,geografia,matemáticas, pero instrucción no es lo mismo que educación. Tanto los padres como la escuela deben competir con los medios que las 24 horas imparten su propia "educación",sus normas y conductas, y es una competencia muy despareja.Un ejemplo exagerado es la pelicula "El hombre del cable" ( The cable guy",protagonizada por Jim Carrey,donde el personaje principal es un hombre que tuvo como unica educación a la televisión.
    Tampoco es cuestión de generalizar, ya que hay buena y mala gente a cualquier edad, y gente que puede cambiar, no solo en un sentido negativo,sino también cambiar para bien.
    Usas las palabras "estamos perdiendo".Prefiero decir "estamos en crisis",es decir,vemos sintomas de que un actual sistema no está funcionando y debe ser cambiado.Para los chinos,una crisis es una combinación de peligro y oportunidad.

    ResponderEliminar
  3. La única esperanza que nos queda es pensar que desde hace muchos años se habla de todo tipo de catastrofes venideras, y el ser humano siempre las ha superado con éxito. Ojalá que siempre sea así.
    Salud, Genín

    ResponderEliminar
  4. Es difícil enseñar valores, cuando puertas afuera del hogar no valen para nadie.

    ResponderEliminar
  5. Carta de un hijo:

    No me dés todo lo que te pida. A veces sólo pido para ver hasta cuánto puedo tomar.

    No me grites. Te respeto menos cuando lo haces, y me enseñas a gritar a mí también, y yo no quiero hacerlo.

    No des siempre órdenes. Si en vez de órdenes, a veces me pidieras las cosas, yo lo haría más rápido y con más gusto.

    Cumple las promesas, buenas o malas. Si me prometes un premio dámelo; pero también si es castigo.

    No me compares con nadie, especialmente con mi hermano o hermana. Si tú me haces lucir mejor que los demás, alguien va a sufrir; y sí me haces lucir peor que los demás, seré yo quien sufra.

    No cambies de opinión tan a menudo sobre lo que debo hacer; decídete y mantén esa decisión.

    Déjame valerme por mí mismo. Si tu haces todo por mí, yo nunca podré aprender.

    No digas mentiras delante de mí ni me pidas que las diga por ti, aunque sea para sacarte de un apuro. Me haces sentir mal y perder la fe en lo que me dices.

    Cuando yo hago algo malo no me exijas que te diga por qué lo hice. A veces ni yo mismo lo sé.

    Cuando estés equivocado en algo admítelo y crecerá la opinión que yo tengo de ti. Y me enseñarás a admitir mis equivocaciones también.

    Trátame con la misma amabilidad y cordialidad con que tratas a tus amigos; ya que porque seamos familia eso no quiere decir que no podamos ser amigos también.

    No me digas que haga una cosa y tú no la haces. Yo aprenderé y haré siempre lo que tú hagas, aunque no lo digas; pero nunca haré lo que tú digas y no hagas.

    Cuando te cuente un problema mío no me digas "No tengo tiempo para tonterías" o "eso no tiene importancia".

    Trata de comprenderme y ayudarme.

    Y quiéreme y dímelo. A mí me gusta oírtelo decir, aunque tú no lo creas necesario decírmelo.

    Abrázame, necesito sentirte mi amigo, mi compañero a toda hora.

    ... Todos somos muy listos, muy ilustrados en el saber libresco pero no somos sabios y en las relaciones humanas se necesita mucha sabiduría.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Al contrario creo que hoy en día a los niños se les consiente todo, por que no molesten, por que nos dejen en paz, se les compra todo, se les deja hacer lo que quieran. Mal asunto, fundamental es ponerles LÍMITES, incluso a veces ellos mismos lo piden a gritos y no sabemos escucharles. Un beso

    ResponderEliminar
  7. Sea por un motivo u otro, la educación de los niños hoy en día deja mucho que desear.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. De hace un tiempo hasta ahora me da por pensar que los seres humanos no somos más inteligentes que cualquier otro animal, sólo somos más habilidosos, y eso es lo que nos ha conducido a la privilegiada posición en la que estamos. Cuando nacemos somos puro instinto animal, con el tiempo lo vamos perdiendo a cambio de muchos conocimientos y datos en su mayoría inútiles.
    Pero tengamos esperanza, quizá algún día todo esto tome otro rumbo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Justamente anoche, mi marido y yo, hablábamos con mi cuñado y su esposa de lo diferentes que eran las cosas cuando éramos niños. Hablábamos de los juegos que inventábamos, de las horas que estábamos con amigos en la calle, del respeto y la educación familiar y lo que significaba la escuela.
    En algún punto del camino, ciertos valores parecen haberse hecho polvo. Y como bien dices, algún poder detras del poder parece manejar los hilos.
    Me alarmo a veces, pensando cómo serán las cosas en treinta años más.
    Por eso insisto, algo hay que intentar hacer ahora para mejorarlo.

    ResponderEliminar
  10. Desaprender, desaprender, desaprender. No hay más remedio porque nos han estado enseñando cosas que no nos sirven, incluso a veces son dañinas. No es de ahora, es de siempre, solo que no lo sabíamos.

    ResponderEliminar
  11. Si bien es verdad que el mundo esta bastante desorganizado y a veces uno se quiere bajar, también es cierto que cada día es una buena oportunidad de cambiarlo; quienes tenemos hijos sabemos cuán dificil es enseñar valores hoy en día, pero no hay q dejarse avasallar por el sistema, sobre todo si vemos que hay algo que no está funcionando, soy de las que piensa que todavía hay algo que se puede hacer al respecto, no podemos dejar que la soberbia, la corrupción y la falta de valores nos ganen la partida, ojalá algún dia podamos unirnos para hacer de este mundo un lugar un poco mas habitable...ÉXITOS !!!!!

    ResponderEliminar
  12. Para infundar valores, primero hay que tenerlos uno mismo. La mejor educación siempre es con el ejemplo, no con nuestros deseos!!!!.

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola!
    Es mucho más fácil y cómodo, dejar en manos de escuelas, colegios y educadores el trabajo de preparar a un individuo para afrontar la vida. Sin embargo, no siempre el sistema educativo forma a una persona para ser humano y vivir una vida a plenitud. Usualmente el sistema tradicional, "amaestra y modela para la explotación".

    Fernando Savater, reduce en una sublime frase el objetivo del proceso educativo: “hay que nacer para humano, pero sólo llegamos plenamente a serlo cuando los demás nos contagian su humanidad…

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. para mi el saber de los niños es lo mas puro que hay porque toda la sabiduria de los adultos ya esta embarrada por los años seguramente a ellos trambien les llegara el momento de tener la sabiduria embadurnada...

    ResponderEliminar
  15. Es cierto, existen quienes quieren cambiar el sistema y crean uno ficticio, es difícil intentar crear conciencia estando el mundo al punto que ha llegado, pero todo es descubrimiento, desgraciadamente hemos descubierto esto, la falta de valores.
    Aun así, creo que siempre habrá algo que hacer, sin necesidad de regresar a la inocencia de la niñez, creo que la experiencia nos puede hacer encontrar mejores opciones para continuar cambiando o intentar restaurar lo que el mundo algún día fue.

    ResponderEliminar
  16. No hay duda de que apenas si quedan valores, hoy la sociedad se rige por "el todo vale" y esto es un error tremendo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. No se si los niños sabrán más que los adultos, pero los pequeños son reflejos de los adultos que le rodean, así que cada uno saque sus propias conclusiones.

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Los niños son esponjas y rápidamente saben absorber todo lo que hay a su alrededor.Igual que absorben lo bueno, absorben lo malo y así mismo saben cómo llamar la atención de la gente que los rodea.Ahí deben actuar los adultos porque los niños son muy muy inteligentes y saben captar rápidamente las debilidades de los mayores.gracias por tus visitas

    ResponderEliminar
  19. Cuando mi hijo tenía unos 6 años, y yo llegaba por la noche a casa despues de un duro día de trabajo, él que era muy inapetente, estaba delante de su cena y cuando yo le decía: come porque sino seguirás delgadito. El me decía: es que no tengo hambre mami, pues si no la quieres, déjala, le respondía yo,cansada y sin ganas de discutir, y un día el me dijo: Jo! mamá pero obligamé por favor que tu eres mi madre.
    Creo que todos necesitamos alguien que de alguna forma nos muestre el camino, por supuesto con cariño o educación.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  20. Siempre me gusta pensar que no vamos tan a la deriva, que aún quedamos quienes intentamos que no se vaya todo al traste... Quizás porque conservamos algo de nuestro espíritu de niños.

    ResponderEliminar
  21. Los niños no ven maldad, bueno algunos... pero en general no la ven. Yo creo que todos teniamos que quedarnos a la edad de 5 años cuando empieza esa etapa que todos los "mayores" odiamos y esa es: LA DEL PORQUE, los niños no vienen con un pan debajo del brazo, vienen con una maleta llena de dudas.Felices en su ignorancia de niños. Pero si nosotros ya adultos no podemos explicarnos muchas cosas como le explicas a un niño algo importante y que lo entienda... ¿si le puedes decir algo bonito PORQUE fastidiarle el dia con la VERDAD? ya crecera y se contestara el solo esas preguntas, ¿no?

    1 saludo

    ResponderEliminar